Mar agitado y vientos de 100 km/h: la borrasca toca tierra con fuerza el miércoles