Los vientos los grandes protagonistas: anclan la nubosidad en el Mediterráneo