Rachas de viento, nieve y heladas: el ambiente invernal ya está aquí