Creíamos que sería hasta el domingo pero no: la ola de calor se queda con nosotros hasta el lunes