No te olvides del paraguas: aunque empiezan a subir las temperaturas, seguirán las lluvias