Toda España, revuelta por Emma: de la nieve pasamos al aumento de temperaturas, la lluvia y viento