El calor da una tregua temporal en la mitad occidental: ojo, que vuelven las tormentas