Despedimos julio con las últimas tormentas en el norte y la inminente llegada del calor extremo