La próxima semana llega el sol pero... ¡no guardes la bufanda y el paraguas!