A las puertas de la ola de calor: cielos despejados y fuertes rachas de viento