¡No parece verano! El sistema frontal trae tormentas, granizo y máximas que apenas superan los 30ºC