El sol reinará en la península hasta mañana, que vuelve un frente frío