Siguen el sol y los 20 grados, pero el Levante arrecia con fuerza en el Estrecho