Suben las temperaturas, salvo en el Mediterráneo: habrá lluvias y vientos de 80 km/h