La masa de aire polar ya está aquí: las temperaturas apenas superarán los 10ºC el jueves