Las tormentas dejan clima casi otoñal: apenas se superaran los 30ºC en ningún punto del país