Día de transición: el Atlántico nos enviará más inestabilidad desde el jueves