Tras un fin de semana de 'levantazo', el viento comienza a remitir