Lluvias intensas y nevadas a 1.500 metros: la primera semana de noviembre arranca inestable