Reina la estabilidad: las temperaturas suben hasta 8⁰C de un día para otro