Se avecina un nuevo frente: las lluvias serán más cuantiosas en el norte