El viento de levante provoca que las lluvias y tormentas se extiendan a toda la mitad sur y este