A partir del martes desparecen las tormentas y vuelven los cielos despejados