Adiós a las lluvias en el norte, eso sí, no se libran en el litoral Mediterráneo y el archipiélago balear