El mapa, dividido: tormentas de granizo en el norte y calor en el sudeste peninsular