No todo es malo: vuelven las tormentas pero se aleja el frío