El intenso calor en la mitad sur tiene los días contados: el miércoles vuelven a bajar las temperaturas