Los chubascos intensos se anclan en el Mediterráneo: hasta 50 l/m² en un día