Poco a poco los chaparrones tormentosos pierden fuerza y los cielos comienzan a despejarse