Va llegando el verano, pero ojo que el viento del nordeste no para