No guardes el paraguas: las lluvias se extienden a Castilla y León, y reaparece la nieve en cotas altas