Vuelve la calma: las altas presiones se impondrán a partir del viernes, con cielos rasos y más calor