Primer frente del año: los cielos empiezan a cubrirse desde el viernes