Prepara la manga corta: el 'veranillo' no ha hecho más que empezar