Las nubes le quitan protagonismo al calor