Estrenamos el verano con fuerza: siguen el calor extremo, las nubes y las tormentas