Sal, hielo y… ¡quemaduras de tercer grado! El nuevo ‘challenge’ es un peligro