Atención, alérgicos: existen otros cinco ‘enemigos’ además de la histamina