Las altas temperaturas adelantan y multiplican la producción de fresas