Tu coche se puede convertir en un horno, ¡no olvides a tus hijos dentro!