Para vencer al enemigo, hay que conocerlo a fondo: ¿cómo puedo controlar el sudor?