Revuelo tras obligar a una meteoróloga a ponerse una chaqueta en directo