El híbrido 'chubasquero-paraguas': ¿la solución definitiva para la lluvia?