Con cargador de móvil, microclima o de lujo: bienvenidos al 'mundo sombrilla'