Un total de seis provincias, en alerta por frío con mínimas que llegarán a los -2ºC