No es fácil grabar la nieve: los mejores trucos para inmortalizar tus momentos blancos