De la Antártida al desierto de Atacama: viaje a los lugares de meteorología más radical