Un 'selfi' en los lagos helados de Covadonga le puede costar a estos turistas 5.000 euros