Ola de calor: la Barceloneta, desbordada de noche por gente bañándose