Con la brisa del mar, el sol quema más: analizamos con un experto esta creencia popular